Nuevo Convenio de la industria del Metal de Navarra 22-26, un marco de estabilidad para las empresas del sector.

Publicado en el BON el 14 de febrero de 2023.

El 4 de enero de 2022 se constituyó la mesa negociadora del Convenio Colectivo para la Industria Siderometalúrgica de la Comunidad Foral de Navarra.

El contexto en que comenzaron las negociaciones era muy perjudicial para la parte empresarial, derivado fundamentalmente de una inflación desorbitada e incontrolada, así como de los problemas económicos provocados por la pandemia, y de la escasez e incremento de precios de las materias primas, a lo que durante el comienzo de las negociaciones se unió el incremento del precio de la energía, como consecuencia de la guerra de Ucrania.

La parte sindical, representada por ELA (28,92%), UGT (28,24%), CCOO (26,72%) y LAB (16,11%), presentó unas plataformas en la mesa negociadora que eran del todo inasumibles, dada la coyuntura anteriormente mencionada; incrementos salariales por encima del IPC (6,5%), reducción de jornada laboral, reducción de flexibilidad, aumento de licencias retribuidas, …etc.

Tras duros meses de negociaciones, a finales de noviembre de 2022 se firmó un preacuerdo con los sindicatos UGT y CCOO, que ha cristalizado en el Convenio Colectivo, publicado en el BON el 14 de febrero de 2023.

El convenio, pactado con una duración de cinco años (2022-2026) es novedoso en muchos aspectos, ya que dada la difícil coyuntura económica, social y laboral existente, ha provocado que fuera precisa una labor de ingenio e imaginación, que compensara de algún modo el hecho de que no pudiéramos acercarnos a las propuestas sindicales en materia económica.

Desde el año 1977 en que comenzó la negociación colectiva, y tuvimos el primer convenio del metal en Navarra, jamás se había firmado un incremento salarial por debajo del IPC, lo cual es un logro que debemos destacar. Además, hemos conseguido firmar un convenio de larga duración, buscando dar estabilidad a las empresas en momentos de gran incertidumbre.

También debemos destacar como hitos importantes, el mantenimiento de la jornada laboral y de la flexibilidad, que además ha sido simplificada para facilitar su utilización por parte de las empresas; ambas cuestiones de gran importancia, especialmente en nuestro sector.

En materia económica, se ha firmado un incremento salarial para los tres primeros años de un 4,5%, y, por tanto, desvinculado del IPC. Transcurrido ese plazo, las tablas salariales deberán adaptarse a los incrementos de IPC, sin ningún tipo de pago de atrasos. El mismo sistema será el utilizado en los dos últimos años de vigencia, donde se han pactado incrementos salariales de un 2%, para cada uno de los años. A este nuevo sistema retributivo, se le añade dos pagas de 400 € brutos durante la vigencia del convenio, que cobrarán los trabajadores, con independencia de su salario y grupo profesional, siempre que hayan estado de alta en la empresa durante la vigencia de su devengo, y en su defecto, percibirán la parte proporcional.

Por último, merece la pena destacar las nuevas regulaciones que contiene el Convenio, que responden a la necesidad de adaptar su normativa a la nueva realidad social existente, y que lo sitúan a la vanguardia de la negociación colectiva; lenguaje inclusivo, trabajo a distancia o teletrabajo, derecho a la desconexión digital y a la intimidad, protocolo ante situaciones de acoso, igualdad de género, recomendaciones para el mantenimiento del empleo, etc.

Este Convenio va a permitir que APMEN, junto con sus empresas asociadas, afronte los grandes retos a que nos enfrentamos a corto y medio plazo, como son la sostenibilidad, la economía circular, la digitalización, el rejuvenecimiento de plantillas, la incorporación de la mujer a nuestros sector, la captación de talento y profesionales especializados, así como la colaboración entre las empresas de nuestra Asociación.

Nosotros ya hemos puesto un “granito de arena” en aras a la tan ansiada estabilidad que necesitan todas las empresas, y confiamos en que el resto de entidades hagan lo propio, y podamos afrontar todos los retos mencionados, para cuya consecución, intentaremos acompañaros lo mejor que podamos y sepamos.

Alfonso Huici

Secretario General de APMEN