El reto energético de la industria pasa por diseñar una correcta estrategia de compra de energía y analizar al detalle los procesos y recursos de cada empresa.

2º Workshop Red Metal: el desafío energético en la industria

PYMES industriales y proveedoras de conocimiento se congregaron el pasado jueves 19 de mayo en el segundo evento de networking del Proyecto Red Metal, impulsado por las entidades APMEN y ANAIT, y en el que se generaron más de 40 encuentros colaborativos. Se trata del segundo de los tres eventos programados, que finalizarán el próximo mes 21 de junio con una sesión enfocada a la Transición Digital.

La temática de este segundo evento fue el desafío energético en la industria, un reto al que deben enfrentar todas las industrias y por supuesto también el sector del metal de Navarra. En la primera parte del workshop se impartieron breves ponencias de la mano de expertos en la materia socios de ANAIT.

En primer lugar, Diego Montesino, CEO de la empresa Faro Asesoría, especializada en implantar en empresas estrategias de compra de energía basadas en análisis de datos, destacó la importancia de definir bien una estrategia a seguir en cuanto a la compra de energía. Expuso a su vez diferentes estrategias (precio fijo, indexado, mixto, comunidades energéticas, compras colectivas, contratos bilaterales…) y todas ellas deben estar apalancadas en datos.

Por su parte Xabier Zubialde, ingeniero experto en instalaciones relacionadas con la energía, específicamente en sistemas de ahorro de energía, eficiencia energética y energías renovables, expuso que estamos “en un momento histórico a nivel energético mundial y a la vez de mucha incertidumbre”. Coincidió en la importancia de buscar una buena estrategia energética a partir del análisis exhaustivo de los consumos: cuánta energía se consume por proceso, por máquina y hacer seguimiento de indicadores. “La monitorización de todo lo que pasa en la industria es necesaria para buscar soluciones óptimas de eficiencia energética”, subrayó.

Tras las ponencias, los asistentes tuvieron ocasión de presentar su empresa brevemente para identificar posibles empresas con las que colaborar. Los encuentros B2B fueron mixtos, algunos surgieron libremente desde las empresas, quienes con anterioridad tuvieron información sobre las personas y empresas asistentes y otros fueron concertados con anterioridad por la organización. En cualquier caso, se trata de conocer empresas con las que establecer posibles sinergias. A la finalización de este encuentro se generaron medio centenar de encuentros empresariales.