Eguiluz Estanterías, una empresa industrial que ha evolucionado su producto de la mano de sus clientes.

NOMBRE EMPRESA: EGUILUZ ESTANTERIAS S.L
ACTIVIDAD: DESARROLLO DE SOLUCIONES LOGISTICAS, VENTA Y MONTAJE DE ESTANTERIAS INDUSTRIALES.
AÑO FUNDACIÓN: 1982
EMPLEO GENERADO: 6 PERSONAS EN OFICINA + 4 EN MONTAJE
PERSONA ENTREVISTADA: NEREA EGUILUZ – DIRECCIÓN

¿Cuándo se crea la empresa y cómo fue el origen de la misma?

Definitivamente se creó en el año 1982.

Mi padre, Ángel Eguíluz y Fermín Echaniz fueron socios fundadores. Hasta la fecha de constitución, fueron identificando el sector y probando diferentes fabricantes hasta definitivamente ser distribuidores oficiales de la antigua fabrica Esmena.

¿Cuál es la principal actividad de la empresa? Producto o servicio y valor añadido en el mercado

Eguíluz Estanterías es una empresa familiar especializada en sistemas de almacenaje industrial. Diseñamos estanterías industriales a medida y soluciones logísticas integradas para cualquier sector.

Llevamos décadas trabajando con nuestros clientes, acompañándoles en su crecimiento empresarial. Esto ha hecho que tengamos una relación muy estrecha con ellos, que los conozcamos bien y que podamos asesorarles cuando llega la hora de implantar un nuevo sistema o realizar una inversión importante.

¿Para qué sectores trabajáis?

Estamos presentes en las industrias más potentes de Navarra y facturamos casi el 100% de nuestro negocio en clientes industriales.

Industria Alimentaria, operadores logísticos, fabricantes de todo tipo, sector de la madera, industria farmacéutica, almacenes en general (fontanería, electricidad, recambios del automóvil, metalistas…)

En definitiva, toda industria necesita una estantería, o para material prima, producto terminado, archivo….

Desde Eguiluz hemos evolucionado conjuntamente con  nuestros clientes e innovado en nuestros productos, desde las estanterías más tradicionales de almacén industrial, hasta soluciones tan innovadoras como sistemas automáticos de almacenaje para cualquier producto (autoportantes, shuttle…)

¿Cuál es vuestro ámbito geográfico de acción?

Estamos presentes únicamente en Navarra, aunque de la mano de nuestros clientes en las delegaciones nacionales dónde ellos actúan.  

¿Cómo ha afectado la pandemia a vuestra actividad?

La pandemia nos ha afectado, aunque ha sido menos de lo esperado. Empezamos el año 2020 muy fuerte, como toda la industria en general, pero con el confinamiento el parón fue inmenso. Ahora en 2021-2022 nuestro mercado se ha complicado más aún por las grandes subidas del precio del acero. Paralelamente hemos visto cómo se alargaban los plazos por falta de materia prima y, evidentemente, todo esto juega en nuestra contra y la de nuestros clientes.

Sin embargo hemos sabido adaptarnos a esta situación (debido a que somos una PYME) y trabajar con resiliencia para seguir dando nuestro mejor servicio a los clientes.

¿Qué retos afronta la empresa para los próximos años?

Nuestra prioridad máxima es dar a nuestros trabajadores y clientes la máxima estabilidad.

Esto implica poner el foco y objetivo es la sostenibilidad en el tiempo de la empresa.

Para ello hemos hecho un gran esfuerzo en el desarrollo del departamento de ventas, el cual nunca habíamos tenido. Creado el año 2020 con las dificultades qué la pandemia nos implantó ya qué las visitas comerciales eran imposibles.

El año 2021 empezamos a tener más margen de visitas con clientes para poder centrarnos en la estrategia de captación de nuevo s clientes y en reactivar clientes “dormidos”

¿Cuál es su opinión de la colaboración y las alianzas empresariales?

Somos grandes defensores, cómo empresa familiar de la idea de colaborar al máximo con entidades de origen Navarro. Es una manera de enriquecer el tejido empresarial y de qué el reporte económico sea local.  

Nos enriquecemos profesionalmente en conjunto y la imagen con el cliente final es excepcional.

¿Cuál es actualmente el mayor desafío del sector del metal y de las PYMES en Navarra?

Nosotros cómo PYME, empresa familiar y empresa de servicios tenemos el reto ser competitivos con respecto a los fabricantes (mi competencia) qué van directamente al cliente final.

Esto puedes se nuestra mayor amenaza, pero a su vez en nuestra mayor fortaleza, ya que nosotros al ser locales, sentimos y sienten mayor conexión con el cliente Navarro.

El problema viene cuando las decisiones las toma un departamento financiero qué únicamente ve la diferencia económica en su toma de decisiones. Las grandes estructuras industriales dónde decide el financiero, pocas veces conoce y aprecia nuestra calidad de trabajo.

Siendo así el mayor reto siempre es el económico.  

Además de esto nos enfrentamos a retos, al igual que muchas pequeñas empresas, como son la digitalización de la industria o la economía circular.

¿Qué importancia tiene para la empresa pertenecer a APMEN?

Es importante pertenecer a APMEN para visibilizar ante la industria navarra qué somos muchos y fuertes. Darles a conocer qué pueden confiar en nuestra capacidad de trabajo, aunque seamos locales, pequeños o grandes, sin marketing, sin delegaciones, sin portadas en prensa….

Estar unidos en APMEN nos hace ir de la mano de los mejores en cada una de nuestras especialidades.

La colaboración es la clave.

¿Cuáles son las razones por las que habéis considerado sumaros  a APMEN?

Por las razones arriba descritas principalmente (Colaboración entre empresas, estar presentes en los medios, networking, asesoría personalizada….)

Hay otro factor qué también me atrae y es saber qué la experiencia de los asociados puede servirme a mí puntualmente si me sucediera algo similar. Qué desde vuestro asesoramiento y experiencia con los asociados, podéis ser más concreto y específicos en nuestras problemáticas diarias qué nuestras asesorías particulares.