Patricia López APMEN entrevista Diario de Navarra

Diario de Navarra entrevista a Patricia López Equiza, Directora de Innovación y proyectos de APMEN

febrero, 2024

Dirige el área de Innovación y Proyectos de APMEN, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del Metal de Navarra, una organización que agrupa a más de 130 empresas y representa a unos 8.000 profesionales.

Confesiones Profesionales DN Management 23/02/2024
DIANA DE MIGUEL

Aunque estudió Sociología en la UPNAPatricia López Equiza (Pamplona, 29 de septiembre de 1979), no tardó en especializarse en el mundo de la empresa cursando desde másteres a posgrados (MBARecursos HumanosCalidadInnovaciónRSEInternacionalización…). «Los sociólogos tenemos esa visión global/holística que creo es muy interesante para la empresa. Sabemos interpretar los datos y darles un sentido diseñando estrategias para la empresa». Nació y vive en Pamplona, pero asegura sentirse «muy ciudadana del mundo. Creo que encajaría en miles de sitios pero me ha tocado aquí, una ciudad pequeña pero con mucha calidad de vida».  Se considera una persona «sociable y con energía» que disfruta de la vida y de su trabajo. Viajera empedernida, confiesa que conocer otras culturas y otras formas de vida seguramente hayan configurado su forma actual de ver el mundo. Recuerda haber vivido una infancia feliz en Sangüesa, donde su familia tenía una casa de campo que le permitió disfrutar de largas horas en bici junto a su hermana mayor y un sinfín de travesuras en cuadrilla. «La sensación era de libertad, de vivir plenamente la infancia. Una especie de Verano Azul pero en Sangüesa».

Ha trabajado tanto para la Administración como para empresas grandes, pero con el tiempo se terminó decantando por el mundo asociativo y las pymes llegando a ser gerente de dos asociaciones empresariales (consultoría e industria de madera). «Las pymes tienen problemas similares y desde estas organizaciones podemos hacer una gran labor de información y apoyo, así como de proyectos colaborativos. Ayudamos a las empresas a crecer y desarrollarse desde la colaboración». En la actualidad, dirige el área de Innovación y Proyectos de APMEN, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del Metal de Navarra, una organización que agrupa a más de 130 empresas y representa a unos 8.000 profesionales. «Desde APMEN negociamos el Convenio Colectivo del sector del Metal de Navarra que afecta a más de 40.000 trabajadores. Además, apoyamos a nuestros asociados con asesoramiento y servicios según las necesidades que tengan. También diseñamos y ejecutamos proyectos colaborativos entre pymes en ámbitos como la innovación, la internacionalización, la cooperación o el empleo».

¿De qué se siente más satisfecha profesionalmente?

¡De muchas cosas! Mi profesión es muy variada, creativa y me permite conocer mucha gente. Si tuviera que destacar alguna me quedaría con los proyectos colaborativos que resuelven problemas comunes a varias empresas y las misiones internacionales conjuntas con empresas para explorar determinados mercados, y los acuerdos alcanzados: Argentina, Perú, Colombia, Corea… También con la confianza depositada en mí para ejercer mi labor. Me siento muy apoyada por mis compañeros y los socios de APMEN. Mi experiencia como emprendedora en dos proyectos empresariales fue un grandísimo aprendizaje. También poder ser mentora de otras personas con las que puedo compartir aprendizajes profesionales….Participo en el programa MEC de la Fundación Koine Aequalitas y apoyo acompañando a mujeres en su trayectoria profesional. También colaboro con la Universidad mentorizando alumn@s en su salida al mundo profesional.

¿Cuál diría que es la mayor transformación que ha vivido en su empresa? ¿Algo de lo que pueda presumir?

En APMEN y en este sector llevo 3 años, pero puedo presumir que llevo trabajando y apoyando a las pymes navarras desde hace 15 años. En este tiempo he conocido muchas empresas, muchos empresarios y empresarias que dedican su vida a que sus empresas salgan adelante. Muchas veces sólo se ve otra cara del sector empresarial, en la asociación vemos la implicación, el esfuerzo, el avance y la profesionalidad de las empresas de Navarra. El reto de las pymes sigue siendo su tamaño, que por un lado les permite flexibilidad, pero por otro lado, tienen limitaciones en recursos, sobre todo cuando las obligaciones son las mismas que para una empresa grande y son dos realidades muy distintas. El reto desde la asociación siempre ha sido la colaboración entre las empresas para avanzar, desarrollarse y crecer con el mercado.

¿Cómo ha evolucionado el sector en el que trabaja desde que empezó?

Las empresas evolucionan al igual que evoluciona la sociedad y el mundo y las preocupaciones y retos van variando. Sigue habiendo asignaturas pendientes como la mayor colaboración, la internacionalización, o la atracción y retención de talento. Actualmente y tras una pandemia y varias crisis globales, los retos a afrontar giran en torno a la transformación ecológica y digital, y cómo hacer esa transición. Exactamente lo mismo que está ocurriendo en la sociedad. La verdad es que lo que más supone es conseguir adaptarse y vivir en esa especie de incertidumbre que crea miedos.

Estamos inmersos en la doble revolución: la verde y la digital. ¿Se está llevando la sostenibilidad y la eficiencia energética demasiado lejos?

No es cuestión de imagen, es cuestión de futuro. En general los ciudadanos estamos ya concienciados de que es nuestra responsabilidad el cuidado y el futuro del planeta y reducir la explotación de los recursos naturales. El cambio de una economía lineal de producción/residuo hacia una economía circular de reutilización y reaprovechamiento. Esto supone a las empresas un crecimiento sano y proyectos enfocados hacia la sociedad. Cada parte tiene que adquirir su responsabilidad y las pymes lo están haciendo. El gasto energético para nuestras empresas industriales es muy importante y las medidas que se están tomando van hacia la generación de energía con fuentes renovables, movilidad sostenible, y adopción de fuentes renovables como la energía solar con placas en cubiertas de las plantas industriales. La eficiencia y reducción del consumo energético es absolutamente necesaria cuando los precios no paran de incrementarse y dependen de factores externos y lejanos.

¿Qué retos tiene pendientes Navarra como sociedad? ¿Cuál le preocupa más?

Navarra es una sociedad solidaria y comprometida, desde el punto de vista tanto social como medio ambiental. Una de las mayores preocupaciones sociales para mí es conseguir una sociedad igualitaria que haga desaparecer la violencia de género. En este sentido siento que como sociedad no estamos evolucionando a la velocidad que deberíamos. Hay muchos factores educativos y culturales que trabajar aquí y creo que es responsabilidad de todas las personas. Es un terrible problema social que tiene muy lenta y difícil solución.

¿Qué hace falta para ser un buen jefe?

Desde mi perspectiva un buen líder debe tener conocimiento, humildad y empatía,  apoyar el crecimiento del equipo, conseguir los objetivos, reconocimiento a las personas, un alto grado de confianza en su equipo y potenciar el talento.

EMPLEO

¿Está llevando a cabo alguna iniciativa en su empresa u organización para tratar de atraer profesionales? ¿Y para retenerlos?

Sin duda es uno de los problemas que nos encontramos en la industria: la dificultad de encontrar profesionales cualificados. Hemos hecho diferentes acciones, desde un estudio diagnóstico para conocer los perfiles reales que necesitan las empresas del metal, pasando por la colaboración con un Portal de Empleo Ingenio en Red (ANAIT-CITI) para que las empresas puedan publicar sus ofertas. Pero el proyecto más innovador que hemos lanzado y que está suponiendo un importante esfuerzo es ALEA Metal. Se trata de una iniciativa público privada para formar y contratar a personas en desempleo para el puesto de ajustador/a de troquel (profesión muy especializada en nuestro sector). Un proyecto liderado por la asociación en el que participan seis empresas asociadas y que serán quienes finalmente contraten a estos chicos y chicas. Creemos que la formación tiene que estar vinculada directamente con las empresas para adaptarla a sus necesidades reales.

¿Han tenido o tienen dificultades para cubrir algún puesto de trabajo? ¿Cuáles?

Sí. Tenemos dificultades para encontrar torneros, fresadores, ajustadores de troquel, soldadores, plegadores…perfiles cualificados que se necesitan en el sector. Así que si alguno o alguna de los lectores tiene este perfil puede enviarnos su currículum a la asociación.

¿Comparte el mantra de que van a dejar de existir los trabajos para toda la vida o será así sólo en algunos sectores?

Considero que van a convivir las dos realidades: los puestos tecnológicos (que probablemente ni conocemos) y que cada vez son más demandados, con los puestos más tradicionales de sectores maduros como el del metal. Estas ocupaciones combinan trabajos más manuales y artesanales con tareas más técnicas, apoyadas por tecnología. No todo es blanco o negro, sino que son dos entornos que van a convivir.

¿Algún fichaje con el que le gustaría contar en su empresa?

En este sector los fichajes son las mujeres. Me encantaría que se animaran a entrar en el mundo de la industria del metal y poder contar con el talento femenino porque aportaría un enfoque muy interesante. Tenemos plantillas muy masculinizadas (el número de mujeres no llega al 12% en puestos de producción). Sí que están en los departamentos de Administración y Recursos Humanos. Las empresas que tienen operarias nos trasladan que son profesionales con unos perfiles muy activos y con ganas de evolucionar. Para el proyecto de ALEA Metal nos ha costado mucho encontrar mujeres para formarlas como ajustadoras de troquel, finalmente un 25% son alumnas de esta formación con compromiso de empleo.

TECNOLOGÍA

¿Algún avance o tecnología en la que esté trabajando su empresa u organización?

Estamos mejorando continuamente los procesos y actividad de trabajo y la tecnología ayuda. Las empresas están inmersas en la transformación hacia la Industria 4.0 robótica, sensórica, gestión de datos, automatizaciones… En la asociación estamos explorando algunas herramientas vinculadas a la IA como el chat GPT y ver cómo podemos integrarlo en nuestro trabajo diario como organización. Por otra parte, estamos introduciendo estrategias de marketing digital para comunicar tanto con nuestras empresas asociadas como con el resto de agentes.

¿La más reciente que ha implantado en su empresa y qué ha implicado?

Hace unos meses implantamos un CRM para la organización de la información y la gestión de la comunicación con las empresas asociadas y otros agentes. Son herramientas que ayudan mucho a tener información estructurada y poder tomar decisiones. También hemos presentado, junto con una start up un proyecto a nivel nacional llamado MetalIAt, para crear un sistema inteligente de generación de colaboraciones entre pymes basado en Inteligencia Artificial.

¿Cómo cree que va a afectar la Inteligencia Artificial a la organización de su empresa? ¿Qué tipos de puestos de trabajo van a sobrar ?

Sobrar no creo que sobren, cambiarán o derivarán hacia otras funciones. La tecnología ayudará, facilitará el trabajo, pero no creo que pueda sustituir a las personas y a la gestión humana. El enfoque que le tenemos que dar es de una “herramienta” que si conocemos su aplicación nos va a dar soluciones muy especializadas. La inteligencia emocional debe estar por encima de la artificial y si no nos estaremos equivocando.

EN PRIMERA PERSONA

¿Cómo se definiría? ¿De qué se siente más satisfecho personalmente? ¿Qué le diría a su yo del pasado? ¿Qué cualidades valora de los demás y qué no le gusta?

Me considero una persona sociable y con energía que disfruta de la vida y de su trabajo. Curiosa, aventurera, valiente y con iniciativa. Estoy satisfecha del mundo que he conocido y recorrido, he visitado casi todos los continentes y me parece que esto da una visión enorme. Conocer otras culturas y otras formas de vida seguramente hayan configurado mi forma actual de ver el mundo. Como gran logro personal me felicito por haber dejado de fumar, me costó muchísimo y estoy muy orgullosa de ello porque me hace sentir que puedo con todo. A mi yo de hace unos años le diría que confié en ella y en sus capacidades que todo llega y que disfrute del camino y del aprendizaje que supone. Eso sí, siempre basado en el trabajo y en el esfuerzo. Para mí ha sido un lujo estar acompañada por profesionales que me han apoyado y me han permitido aprender y crecer. Es importante rodearte de los mejores. No me gusta nada la prepotencia, valoro la seguridad en uno mismo, pero sin llegar a ser alguien altivo. La humildad creo que es una grandísima cualidad. Este pensamiento lo llevo al “saber escuchar”, ya que de todas las personas se puede aprender.

¿Cree en las segundas oportunidades? ¿Cuándo?

Sí. Todas las personas podemos equivocarnos, pero siempre que me demuestren que hay interés, y no hay mala intención. Siempre procuro no juzgar, nunca se sabe en qué situación se encuentra la persona que tienes enfrente y hay gente con vidas y circunstancias complicadas.

¿Le cuesta desconectar del trabajo? ¿Cómo lo consigue?

Tengo suerte y desconecto fácil. Resetear es fundamental para continuar con energía en el día a día. Poner distancia física ayuda también a ello.

¿Qué propósito tiene para este año?

Dar importancia a lo importante. Disfrutar de muchos momentos con la gente que quiero y seguir viajando. Otro de mis propósitos es cuidarme a mí misma, tanto física como intelectualmente, premiarme cuando sea necesario y continuar formándome.

¿A qué le gusta dedicar los fines de semana? ¿Cuáles son sus aficiones?

Me encanta la naturaleza y los animales, voy al monte casi todos los sábados con mi padre y mi perra. ¡Es un momentazo! Pero también un gran plan es quedar para vermutear con amig@s, arreglar el mundo y terminar bailando. Me interesa aportar valor a la sociedad colaborando en proyectos de manera altruista, como el trabajo que desarrollamos en la Fundación KA y del que me siento muy orgullosa. Estoy en el patronato y desarrollamos una labor muy productiva con las personas vulnerables.

Un recuerdo de la infancia (un olor, imagen, vivencia…)

Tengo un buenísimo recuerdo de mi infancia. Los fines de semana en la casa de campo familiar. Los desayunos al aire libre, el jardín repleto de rosas y otras flores que cuidaba mi abuela, las cerezas, las fresas, los tomates de la huerta y los árboles frutales que cuidaba mi abuelo. Largas horas en bici por aquellos caminos con mi hermana en bici, y travesuras con aquella cuadrilla de niños. Me genera una muy buena sensación de libertad y de vivir plenamente la infancia. Era una especie de “Verano Azul” pero en Sangüesa.

¿Con qué lugar de Navarra se queda para su tiempo libre? ¿Algún destino soñado?

Escapadas siempre a la naturaleza navarra, soy muy fan de los paisajes de montaña, los bosques y cómo van cambiando en función de la estación del año. Aunque también soy muy urbanita y me encanta explorar sitios nuevos en otras ciudades. Quiero volver a países como Argentina, Japón, Tanzania o la India. Alguno de ellos es posible que vaya este verano.

Libro, película, un momento del día.

Para vacaciones me gusta leer algo sencillo y divertido que active la imaginación, alguno de Elizabet Benavent. Tengo pendiente ver la “Sociedad de la Nieve” de Bayona, que además ha triunfado en los Goya. Momento de desconexión del día: terraza, sol y vinito blanco.

¿Qué desayuna?

Café con leche de avena y el fin de semana tostadas con mermelada.

¿Cómo va al trabajo?

En coche, porque tengo que moverme a reuniones y empresas. Combino también con teletrabajo.

¿A qué personajes admira y por qué?

Mujeres fieles a sí mismas y valientes. Frida Kahlo es un personaje que me genera mucha curiosidad y ternura. Y más de cerca, para mí un referente en mi vida es mi madre, valiente, luchadora, adelantada a su tiempo, optimista y disfrutona… Me veo reflejada muchas veces en ella.

Entradas recientes

Categorías

Archivos